Mi comentario

Es mi punto de vista,... igual, parecido o distinto a los demás, es así como expresándolo nos damos a conocer, accediendo a la opinión de los demás, pudiendo llegar a decir, a veces,... no estoy de acuerdo, o,... sí tienes razón.

LA FELICIDAD NUNCA SE VA

La felicidad no tiene contrapuesto porque nunca se pierde. Puede estar oscurecida, pero nunca se va porque tú eres felicidad. La felicidad es tu esencia, tu estado natural y, por ello, cuando algo se interpone, la oscurece, y sufres por miedo a perderla. Te sientes mal, porque ansías aquello que eres. Es el apego a las cosas que crees que te proporcionan felicidad lo que te hace sufrir. No has de apegarte a ninguna cosa, ni a ninguna persona, ni aun a tu madre, porque el apego es miedo, y el miedo es un impedimento para amar. El responsable de tus enfados eres tú, pues aunque el otro haya provocado el conflicto, el apego y no el conflicto es lo que te hace sufrir. Es el miedo a la imagen que el otro haya podido hacer de ti, miedo a perder su amor, miedo a tener que reconocer que es una imagen la que dices amar, y miedo a que la imagen de ti, la que tú sueñas que él tenga de ti, se rompa. Todo tiempo es un impedimento para que al amor surja. Y el miedo no es algo innato sino aprendido.

El miedo es provocado por lo que no existe. Tienes miedo porque te sientes amenazado por algo que ha registrado la memoria. Todo hecho que has vivido con angustias, por unas ideas que te metieron, queda registrado dentro de ti, y sale como alarma en cada situación que te lo recuerda. No es la nueva situación la que le llena de inseguridad, sino el recuerdo de otras situaciones que te contaron o que has vivido anteriormente con una angustia que no has sabido resolver. Si despiertas a esto, y puedes observarlo claramente, recordando su origen, el miedo no se volverá a producir, porque eliminarás el recuerdo.

(Sacado de Internet)

RUMORES, las armas de la perfidia.

Hay que tener mucho cuidado con el tratamiento que se les da a los rumores. Con frecuencia sólo contienen una pequeña parte de la verdad. Jamás son claros y se deforman al pasar de boca en boca. En principio no son más que habladurías infundadas, apenas una suposición o simplemente un presentimiento. Pero las habladurías, alimentadas por la fantasía, a menudo contienen graves acusaciones que pueden llegar a tener un efecto devastador.
Lo que se cuenta sobre fulanito o menganito, sobre personajes destacados, vecinos o compañeros de trabajo o estudios, posee la desagradable posibilidad de hincharse cuantas más personas comenten, transmitan o metan mano en ello. En las tertulias y pasillos se divulgan los chismes y lo que sólo era un grano de arena, pronto se convierte en una montaña.
Un rumor malintencionado se convierte rápidamente en un "juicio" y la persona afectada es juzgada sin haber sido escuchada y sin presentar pruebas. En la gran mayoría de los casos, los rumores son difamaciones, calumnias, chismes insidiosos, que son las expresiones preferidas de la envidia y los celos. Ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio es el método más utilizado para descargar las propias frustraciones. A menudo son los propios afectados los últimos en enterarse de lo que se les imputa.
Lo malo de este tipo de mentiras, calumnias, chismes dañinos, es que parecen más sólidos y verosímiles a medida que se van extendiendo, porque éste o aquella "es capáz de eso", porque "eso lo sabe cualquiera" o "todo indica que es cierto". ¡¡Hay de aquél que se convierta en víctima inocente de un rumor!!...
Desgraciadamente los rumores son un arma de lo más apropiada para personas insidiosas. Son un veneno maligno y a menudo se extienden a velocidad del rayo y de modo descontrolado.
Por supuesto, hay también rumores que nos gusta creer porque son expresión de una esperanza. Sin embargo, tampoco éstos se deberían divulgar, pues las esperanzas frustradas dejan un sabor amargo.
El mejor caldo de cultivo para los rumores son los miedos generalizados. Es por ello que las peores sospechas y las habladurías insidiosas tienen un efecto especialmente desolador en épocas o situaciones difíciles.
Lo que a diario se supone, adivina o afirma sobre otras personas, peligros o acontecimientos inciertos no es, en la mayoría de los casos, digno de comentario. Una buena cantidad de rumores son lanzados con premeditación, otros sencillamente por diversión, o también con la intención de perjudicar a un contrario o a alguien que nos hace la competencia; es decir, para alcanzar fines en propio beneficio.
Aquél que deforma un rumor y lo divulga, se convierte en cómplice de la maldad o de las malas intenciones de otras personas. El inteligente, por el contrario, es aquél que no participa cuando la olla de los chismes está en plena ebullición, quien muestra indiferencia, de modo que el chismoso no pueda expandir su noticia.
Cuando uno mismo se da cuenta de que es víctima de un rumor, es importante no esconder la cabeza debajo del ala. Ellos sólo hace que disminuya la autoestima y además que los rumores se afiancen. Se impone el pasar al ataque; ello alivia y muestra a los demás que se es capaz de defenderse, que uno no se deja manipular por nada ni por nadie.

EL COMPUTADOR,... EL PC,... O EL ORDENADOR...

Yo, trabajo esporádicamente en casa,... además de hacer las labores diarias del hogar. Osea, en casa yo lavo, plancho, cocino, riego el jardín, hago aseo, ordeno, confecciono cortinas, y participo en el asesoramiento para personas con adicciones... Todo lo de casa es tarea y trabajo.... No soy fanática de las tareas de casa, pero las realizo. Tengo un hoobie, que es escribir versos,... y los edito en Internet.

Estuve un mes sin conexión a Internet,... porque viajé a vender mi casa. Un día decidí ir a un Ciber café, a ver mis correos,... quedé aterrada!!!... Me sometí a un sistema/lugar, donde todos están en unos cubículos hablando en silencio,... sintiendo en silencio,... amando en silencio, comprando en silencio, etc...

Bueno, abro mi correo y recibo una invitación para asistir a una conferencia on-line sobre un tratamiento para bajar de peso... relacionado con un laboratorio de medicamentos.

Me quedé pensando durante toda la mañana. Una charla on-line es una contradicción muy efectiva.

De regreso a mis trámites, en el bus,... se me ocurrió pensar en la relación entre el trabajo virtual y el ocio virtual. Me gusta el ocio, pero… ¿cuánto y cuál ocio virtual?...

La cantidad de personas que trabajamos desde una silla en cualquier lugar del mundo, cada vez somos más,... relacionándonos con cientos de personas a miles de kilómetros. Nos comunicamos vía email, por Chat, jugamos en red, encontramos pareja, nos vamos de vacaciones, compramos, nos divorciamos, montamos debates, nos estafan, y tantas otras cosas más!!!... Y casi todas estas cosas las hacemos en silencio, acompañados únicamente por el ruido de las teclas...

Me distraía la idea de lo que se me venía a la cabeza,... yo me siento frente al computador en mi casa a estar ratos en Internet,.... leyendo y haciendo poesías, comentando las mismas,... y a veces comunicándome con los míos, mi gente,... pero me perturbaba la idea de que si puedo asistir a una conferencia on-line… ¿Llegará el día en el que pase mi tiempo libre on-line? ¿tendré amigos virtuales en el otro lado del mundo con los que iré a un concierto on-line a través de video conferencia? ¿Iremos juntos a Pekín en un viaje de realidad virtual? ¿Veremos obras de teatro experimental en 3D?...

Y entonces la reflexión se hizo evidente. ¿Será un reemplazo de la comunicación humana?...
Eso depende de nosotros:... No alienarnos virtualmente consultando el tiempo que hace hoy,... en la pantalla del computador!!!,... Giremos la cabeza y miremos por la ventana...

Aprovechemos los avances tecnológicos sin dejar de cuidar las relaciones humanas y alimentarlas cada día....

Esto refleja una enfermedad emergente,... en una época en la cual nos encontramos con personas que inclusive fallecen por estar frente al computador durante días!! Cada vez se va perdiendo más el contacto con las personas, el estar frente a frente,... hoy es más habitual estar contactándose con letras a través de la pantalla o con una imagen, que estar con una persona en vivo y en directo conversando...

Yo creo que nada reemplaza una comida con los amigos, unas risas juntos, un espectáculo en un pequeño teatro donde se forma un ambiente y un “feeling” especial. Los desayunos con la familia, con compañeros del trabajo. El ir a visitar a amigos/as y compartir una once conversando,... Un café que acompañe la interesante charla con el amigo.... Ésos son sentimientos que te llenan y te hacen sentir persona de verdad!!!!....

Y QUÉ ES EL DESTINO??...

Y qué es el destino???....


Nunca estuve segura de si realmente creía en el destino o no... Siempre me llamaron la atención las casualidades, las cosas que ocurren inesperadamente, la magia que dura unos segundos...Me da un poco de miedo pensar en el futuro,... o mejor dicho,... no me gusta nada pensar en el futuro, ya que prefiero vivir el presente como si éste fuera mi último minuto. Sin embargo,.. cada día me sorprende más la cantidad de señales o casualidades con las que me encuentro últimamente. No intento buscar explicación a nada, porque quizás muchas cosas no la tienen... Quizás por eso,... me dejo llevar por este viento de marzo, la brisa del mar, me acurruco en el sofá, en el asiento de la ventana del autobús, pensando en lo hermoso de la vida, en hacer de ello poemas, o simplemente dejando volar la imaginación... Como diría un buen amigo "solo sé que no sé nada",... sin embargo, algo hay que me hace levantarme y acostarme con una gran sonrisa...

La importancia de apreciarse a sí mismo

No es difícil que por algunos días o por algún tiempo pasemos por estados anímicos en los que nos desanimemos y pensemos que todo vá mal... En estos días, luego de escuchar a algunos amigos que se sienten abrumados, como yo lo he pasado también en algunas ocaciones,... he decidido escribir acerca de lo que yo pienso y les diría a todo aquél que esté pasando por ésa etapa y también a los que nó,... para que lo tuvieran presente como una herramienta de conducta en nuestras vidas.

Las personas que están contentas consigo mismas y que consiguen mantener esa satisfacción interior durante toda la vida, pueden considerarse afortunadas. Su número no es muy abundante, ya que existen suficientes motivos para que uno se sienta decepcionado de sí mismo y rompa los lazos de amistad que lo unen con su otro yo.

Nuestros muchos errores nos irritan... En la vida siempre surgen contratiempos, y muchas de las desiciones en la vida privada o en el trabajo resultan ser equivocadas para uno mismo, para el compañero o incluso para los hijos. Porque, ¿¿ quién sabe en cada momento lo que es importante y correcto??... Y como nadie puede evitar las decisiones erróneas, en nuestro quehacer diario encontramos a muchas personas descontentas de sí mismas.

Muchas personas están convencidas de que habrían tenido que obrar de modo diferente al que lo hicieron y se reprochan ciertas decisiones cruciales, tomadas en un momento pasado, a lo largo de su vida. El estado de ánimo que les acompaña es un descontento permanente.
Uno de los primeros lugares en el catálogo de reproches lo ocupa el aspecto personal: el rostro, el peso, la estatura, la figura. A ellos se unen otros atributos y habilidades que, asimismo, se convierten en motivo de crítica personal. En el fondo, se trata de toda la gama de complejos de inferioridad y de la desesperación que se vive ante la contemplación de la propia insuficiencia. La crítica ajena se soporta mejor que la crítica personal haciendo oídos sordos ante los comentarios; por el contrario, las recriminaciones personales nos martirizan porque, al surgir de nosotros, no se pueden ignorar.

Sentirse descontento de sí mismo tiene su origen en sentimientos que atormentan debido a la inseguridad, la acusación personal y la decepción. Son maneras de pensar tergiversadas a las que nos debemos desacostumbrar. Los demás no son mejores que nosotros, lo que sí están más contentos de sí mismos. ¿¿Qué nos impide vernos con mejores ojos en lugar de rebajarnos siempre ante nosotros mismos??...

El trato que cada uno tiene consigo mismo debe excluir las recriminaciones y la compasión hacia sí mismo. Las personas que sólo ven sus propias debilidades y, al mismo tiempo, son incapaces de apreciar sus cualidades personales y puntos fuertes no existen.
Más aún, cada uno de nosotros debe buscarse amigos adecuados; personas que poseen una sensibilidad similar a la nuestra, altruistas, amables y con una actitud positiva ante la vida. En las sociedades en las que imperan los pesimistas de renombre decaen el sentido por la estima personal y su valor.

Muy importante, y a la cabeza de la lista de las cualidades positivas se encuentra la tendencia "a tratarse bien a sí mismo". Hágalo con con conciencia y disfrútelo. Haga todo aquello para lo que ha carecido de tiempo hasta ahora; concédase ése lujo... Dé un paseo un día de sol,... tómese una tarde libre,... sumérjase en la lectura de un libro de palpitante interés o en un bello recuerdo,... regálese ése algo que ha querido hace tiempo,... un abono para una larga temporada de teatro,... de cine, etc.

Nuestra creatividad es otra posibilidad de acceso a nosotros mismos y fortalece nuestra conciencia individual sobre nosotros. Practique una afición olvidada: escriba poemas, pinte, borde, fotografíe, trabaje en madera, esculpa, haga labores, posibilidades hay muchas... Perfeccione aquellos conocimientos que siempre le interesaron. El estudio, en particular, permite que la persona incremente sus conocimientos, profundice su capacidad de conscienciación, mejore el concepto que tiene de sí mismo y el grado de aceptación que goza entre los demás.
Recordemos de nuevo el método de la autosugestión positiva, consistente en reconocer nuestras cualidades. Pruébelo usted mismo, como homenaje al aprecio personal que se tiene. Comience a quererse...